martes, 23 de febrero de 2016

Viktor & Rolf



Chicle de frambuesa y bomba que se infla para luego estallarla. Dulce de banano pegado en los dientes. Pitaya enamorada. Sí, pitaya enamorada que repite sus formas. Dulce que intoxica, excesos que marean. Repetición, performance, volumen. Volumen, volumen, volumen. 

Siluetas a punto de explotar al igual que sus dos cabezas calvas creadoras. Bomba que se infla para dejarnos a todos boquiabiertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada