lunes, 7 de marzo de 2016

Rick Owens

Claro que se puede describir a Owens sin nombrar a Michele Lamy, pero sería partir un universo compuesto, dividir una tribu bien constituida, causar un caos en una sinfonía armoniosa. 
Tres cosas debo nombrar: identidad, magia y aventura. 
Identidad: la perdida de una nación.
Magia: energia que los une.
Aventura: búsqueda creativa hacia la inmortalidad.

¿Hacia donde va este texto? Hacia Francia o Argelia donde Lamy tiene sus raíces. Hacia California  sin inviernos donde Owens, aunque no parezca, toma la fuerza necesaria para seguir siendo iluminado. Y los dos se alimentan en silencio mientras el cuero, el marmol, el hierro o la misma piel les van susurrando canciones, siluetas y formas monstruosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario